La calle Mayor de Madrid sigue conservando la importancia que ya tuvo durante la época medieval y que se agrandó al ser declarada Madrid capital de España, y es, sin duda, el gran punto de partida para conocer y disfrutar el centro de la ciudad. Como dato histórico podemos recordar que fue oficial Casa de la Villa, que en el número 61 de la calle se encuentra la casa donde nació y murió Calderón de la Barca, que en esta misma calle se produjo el brutal atentado durante la boda de Alfonso XIII, o que era sede del renombrado Mentidero de la Villa, donde se conocían las noticias antes de producirse.

 

Pero, ¿cómo es vivir ahora en la Calle Mayor? Un auténtico privilegio. Todo tipo de servicios, ocio, comercio…VIDA, rodea actualmente a esta emblemática calle.

Vivamos un día cualquiera. Nada más situarte en su esquina con la Puerta del Sol, notarás un delicioso olor a bollería recién hecha procedente de La Mallorquina. No podrás resistirte a probar sus deliciosas palmeras de chocolate o sus napolitanas de crema. Si decides entrar, arriba siempre hay sitio. Si tienes que ir de compras, a dos pasos encontrarás la famosa calle Preciados. Allí podrás visitar desde grandes y famosos almacenes hasta pequeños comercios con una gran variedad de ofertas.

Para comer como Dios manda y quedar bien con tus amigos o compromisos varios, tendrás que visitar Casa Ciriaco, taberna de las más antiguas de Madrid donde quizá se coman los mejores callos a la madrileña y la mejor gallina en pepitoria de la ciudad, o visitar Casa Labra y degustar sus famosas croquetas de bacalao, tan deseadas que se forman larga colas para comprarlas. No olvidando, tampoco Las Cuevas de Luis Candelas o el restaurante Botín.

 

  

No podemos olvidarnos de la Plaza Mayor, donde querrás ir a pasear todos los días y disfrutar de sus terrazas al sol o de un delicioso bocadillo de calamares. Pan crujiente, calamares de buena calidad cocinados en su punto, este es el secreto de este delicioso manjar, que ha hecho que actualmente no haya nada más castizo.

  

¿Sabes qué? Tenemos más ofertas de ocio a un paso. El Teatro Real, uno de los más famosos de Europa, lo tenemos muy cerquita, a una parada de metro, en la Plaza de Oriente, frente al Palacio Real, para disfrutar de ópera, danza, conciertos… Y más cerca todavía, una de las calle más populares y con más solera de Madrid, la Calle del Arenal, por si queremos visitar la casa del Ratoncito Pérez o pasar una gran noche en la famosa discoteca Joy Eslava, antiguo Teatro Eslava. Después, a la chocolatería San Ginés, una de las más famosas de Madrid y de obligado cumplimiento.

  

Para nuestra compra diaria, tenemos el Mercado de San Miguel, que conserva su estructura original de hierro de principios del siglo XX, ubicado en la plaza del mismo nombre, con una oferta centrada en productos e gran calidad, alimentos de temporada, asesoramiento gastronómico, posibilidad de probar aquello que va a formar parte de la cesta de nuestra compra o simplemente comer de picoteo.

  

Gimnasios, farmacias, salones de belleza… todo lo que necesites. Y si no, a unas paradas de metro, todo lo que quieras.

¿Quieres vivir aquí? En Bricktalent Real Estate tenemos una de las pocas viviendas disponibles en alquiler en la zona. Totalmente reformada, en edificio emblemático, de esos con encanto y techos altos con molduras antiguas, muy espacioso y sobre todo tranquilo, no oirás ni un ruido de la calle.

Para más información pincha aquí

Aquí podrás ver una visita virtual