Al Sur, en Andalucía, en una de las ciudades más bellas de España, florece Córdoba en primavera.

Hasta Google le rindió homenaje con su famoso doodle. Quizá en honor a su director general en España, el cordobés Javier Rodríguez Zapatero.

Declarados por la Unesco en Diciembre de 2012 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, los patios cordobeses cobran su máximo esplendor en el mes de Mayo, fecha en la que, todos los años, y desde 1921 se celebra en su honor, un concurso municipal, el Festival de los Patios Cordobeses, principal reclamo turístico de la ciudad. Hasta 600.000 visitantes se han llegado a registrar un fin de semana.

 

                   

 

De diferentes formas, tamaños y muchos, muchos colores, los patios cordobeses son herencia de la casa islámica, que se caracterizaba por la construcción de fachadas orientadas hacia su interior. Sus habitantes lo utilizaban para resguardarse del intenso calor del sur, decorándolo con pozos, fuentes y abundante vegetación, que actualmente consiste en multitud de flores plantadas en arriates y macetas en el suelo o colgadas de las paredes. Esta combinación de flores, agua y luz, es un claro reflejo del pasado árabe de la ciudad.

 

Este año 2018, del 1 al 13 de Mayo, los propietarios de estos patios particulares abren sus puertas en esas fechas para que cualquiera pueda visitarlos. Las visitas son gratuitas previa retirada de pase.

 

Nosotros iremos, pero antes estaremos aquí , el 15 de Abril a las 12:00 hrs. en SICOR, con una excepcional subasta de inmuebles en esta bella ciudad andaluza. Tenéis una gran oportunidad de adquirir una vivienda, nave o local a precios irresistibles. Visita obligada. Y olé.