La Asociación Española de Oficinas (AEO), integrada por las grandes empresas patrimonialistas o con intereses en el sector inmobiliario como Mutua Madrileña, Merlin Properties, Metrovacesa, Pontegadea, Colonial, BBVA, Iberdola, Lar España Real Estate, Banco Popular, Repsol, …, ha creado un ‘rating’ que permite poner nota a todos los edificios de oficinas de España. De esta manera, se podrá saber qué inmuebles son técnicamente buenos, qué valor tienen y, en consecuencia, qué alquiler debe pagarse por ellos. Es el “Modelo AEO – Clasificación técnica de los edificios de oficinas”.

Dando claridad a la calidad de los inmuebles se aportará transparencia y profesionalidad al mercado, “como ocurre con las estrellas de los hoteles o con la Guía Michelin”, según el presidente de la Asociación.

Durante casi dos años han recogido y analizado los puntos de vista de propietarios, inquilinos, ingenieros o urbanistas, hasta elaborar los 45 parámetros técnicos que miden la arquitectura, instalaciones, dotaciones singulares, antigüedad y certificaciones de los inmuebles. Cada uno de estos parámetros recibe una puntuación (óptima, intermedia o baja), cuya suma establece el ‘rating’ definitivo: C, B, B+, A y A+. Estos parámetros ya se han testado sobre medio millón de metros cuadrados de oficinas.

La Asociación homologará las firmas, que podrán ser contratadas por las empresas para calificar los edificios, emitiendo un Informe que deberá ser certificado por una auditora técnica.

El objetivo de la Asociación es homologar a las primeras consultoras en septiembre y octubre, y en los siguiente seis meses haber puesto ya nota a 500.000 metros cuadrados de oficinas, ‘ratings’ que se concentrarán en edificios de Madrid y Barcelona.