Cuando decidimos vender o adquirir una propiedad inmobiliaria siempre nos surgen dudas, y nos preguntamos, ¿será conveniente contratar a un agente inmobiliario? Ten presente que va a ser una de las operaciones económicas de mayor relevancia en tu vida personal o empresarial, así que un error o un contratiempo legal se convertirán en un serio problema, el dinero invertido en contratar a un agente inmobiliario es una garantía de la trazabilidad del proceso de tu compra o venta.

 

 

Un agente inmobiliario experto en la zona, se encarga de hacer una valoración de tu inmueble para ayudarte a decidir el precio de venta más competitivo, de ayudarte a prepararlo con el objetivo de presentarlo ante los compradores con la mejor imagen y conseguir la venta en el plazo más corto posible. También realiza un reportaje fotográfico, vídeos, planos, además de preparar una completa y detallada descripción de tu inmueble. Se encarga de toda la inversión en publicidad, principalmente en internet, en redes sociales y en los más de 100 portales inmobiliarios nacionales o internacionales disponibles en la actualidad. Utiliza de forma profesional el método más eficaz de llegar al mayor número de personas interesadas, ya que el 96% de los compradores busca en internet.

 

 

El agente inmobiliario atiende por ti las llamadas de los interesados, responde a sus correos, filtra los contactos y gestiona las visitas a tu inmueble.

El agente inmobiliario también está a tu lado durante el proceso de negociación de las ofertas que consigue de los interesados que ha trabajado. Hay clientes que en pocos minutos se ponen de acuerdo pero otros no. Así que la tarea de un agente inmobiliario es conciliar las posturas de las partes y defender siempre tus intereses para que logres el mejor acuerdo.

 

 

El agente inmobiliario, es un profesional capacitado que presta sus servicios en cada una de las fases del proceso y dedicará el tiempo que sea necesario para llevar a buen puerto la operación.

Además del asesoramiento en precio, publicidad, visitas y ofertas, los servicios profesionales del agente inmobiliario incluyen todas las tareas jurídicas que suponen una compraventa, ya sea obtener las notas simples del Registro de la Propiedad, la redacción de los contratos de arras o señal y la gestión de la certificación energética o cualquier otro requisito administrativo que sea necesario, así como la coordinación de la firma de la escritura pública de compraventa ante Notario.

Puedes intentarlo por tu cuenta, pero piensa que en un mercado bajista, cada mes que pasa pierdes dinero y quizás mucho más de lo que te supondría los honorarios de un agente inmobiliario.

 

LA VENTA DE UNA PROPIEDAD INMOBILIARIA NO ES CUESTIÓN DE SUERTE, ES CUESTIÓN DE SABER ELEGIR AL MEJOR PROFESIONAL.